Efectos sobre los ecosistemas

Los bosques vírgenes de Malasia e Indonesia están siendo diezmados a una velocidad alarmante debido al aumento en la demanda de aceite de palma.

Un área equivalente a 300 campos de fútbol de selva tropical

y otros ecosistemas de alto valor ecológico

son deforestados cada hora para plantar palma aceitera (WWF).

Borneo deforestacion

La deforestación de Borneo (UNEP/GRID-Arendal Maps and Graphics Library)

El aceite de palma ha sido declarado por el Programa de Medio Ambiente de las Naciones Unidas (UNEP) como el principal responsable de esta deforestación en Indonesia y Malasia. El 70% de las plantaciones de palma en Indonesia y el 50% en Malasia, están situadas en zonas que previamente eran bosque tropical.

 

Por otra parte, el desarrollo de las plantaciones de palma aceitera ha sido relacionado con la erosión del suelo: los sistemas radicales de los árboles del bosque tropical húmedo ayudan a estabilizar el suelo con lo que, si el bosque es deforestado, la erosión tras las lluvias aumenta considerablemente.

Además, la polución de los ríos es otro efecto relacionado con las plantaciones de palma aceitera.