¿Es posible el aceite de palma sostenible?

El aceite de palma sostenible es un acercamiento al cultivo de la palma aceitera que pretende producir aceite respetando la biodiversidad, la calidad del agua, los derechos de los nativos y contribuyendo lo mínimo posible a la emisión de gases de efecto invernadero. Su veracidad ha sido puesta en entredicho por organizaciones medioambientales para las que esto no es más que un intento de lavado verde de imagen.

Es muy difícil que el cultivo de palma aceitera sea sostenible, ya que es un monocultivo que se da en zonas tropicales, y suele estar asociado a pérdida de biodiversidad, deforestación y contaminación. No obstante, hay ciertas pautas que las empresas pueden seguir para reducir el efecto negativo de las plantaciones de aceite de palma (no deforestación de zonas con alta biodiversidad, no quemas, respeto a los derechos humanos de las comunidades nativas, etc.).

¿Cuál es el problema con las certificaciones de sostenibilidad?

 

Existen numerosas certificaciones y nombres que designan distintos grados de sostenibilidad. El consumidor medio interesado por la problemática relacionada con el cultivo del aceite de palma se siente confuso acerca de terminología utilizada para designar los distintos tipos de aceite de palma, ya que todos ellos parecen más respetuosos con el medioambiente de lo que realmente son. Por ejemplo, pertenecer a la RSPO no significa producir aceite de palma sostenible y el GreenPalm no es 100% medioambientalmente amigable, ni está relacionado con el respeto al hábitat ni con la no deforestación o la no contribución al efecto invernadero.