¿Por qué es el aceite más consumido del mundo?

La producción de aceite de palma comprende más del 30% del aceite vegetal mundial. Este aumento en su popularidad se debe a una serie de cualidades (alta eficiencia y alta rentabilidad) y de características físicas que lo hacen atractivo para la industria alimentaria, cosmética y de productos de limpieza.

La demanda de aceite de palma ha crecido rápidamente en las últimas décadas. En 2015 se produjeron 62,39 millones de toneladas*¹, lo que supone más del 30% del aceite vegetal del mundo. Este aumento en su popularidad se debe a una serie de cualidades.

*¹[Oil World, 2016]

Alta eficiencia

La palma aceitera es un cultivo de alto rendimiento. La cantidad de aceite producido por la palma aceitera por hectárea es hasta 10 veces superior a otros cultivos, como la soja y la colza. El fruto se desarrolla en densas ramas que pesan más de 10kg y que contienen más de mil frutos.

Alta rentabilidad

Esta alta eficiencia, unido al hecho de que en los países donde es producido los trabajadores tienen salarios muy bajos, hace a la palma aceitera altamente rentable desde el punto de vista económico, mucho más que sus hipotéticos sustitutos, como el aceite de soja o el de coco.

Características físicas

A partir del fruto de la palma aceitera se pueden producir varios ingredientes con distintas características físico-químicas, muy valoradas por la industria alimentaria :

– Textura untuosa y ausencia de olor: esto le permite ser sustituto de la mantequilla o las grasas total o parcialmente hidrogenadas (aceites que se hidrogenan para convertirlos en grasas sólidas o semisólidas). En el caso de las grasas  parcialmente hidrogenadas se convierten en grasas trans, nocivas para la salud (aumentan el colesterol y el riesgo de diabetes y de cardiopatías). De hecho, en Estados Unidos el uso de estas grasas trans ha sido prohibido en los alimentos procesados desde 2015. En Europa sólo está limitado su uso en alimentos para lactantes*¹ a un 3% de la grasa total.

– Es un aceite muy resistente a la oxidación, de modo que no se pone rancio fácilmente. Esto, unido a su efecto conservante natural, hace que se alargue la vida últil de los alimentos que lo contienen.

– Soporta bien los tratamientos térmicos, por lo que puede ser utilizado en alimentos procesados que necesitan altas temperaturas.

 

En otros sectores industriales, como el de la cosmética o los productos de limpieza, es un ingrediente cada vez más utilizado por presentar multitud de características deseadas por esta industria (emoliencia, estabilidad frente a la oxidación, no tóxico, etc.).

 

*¹[Reglamento Delegado 2016/127]

%

de los productos del supermercado contienen aceite de palma