Haz presión de forma masiva sobre las marcas 

La presión del consumidor es poderosa. Utiliza tu voz para que se te oiga.

Si las marcas no saben lo que demandamos, no cambiarán.

 

Según la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) los fabricantes de productos de consumo deberían vetar el aceite de palma producido de manera no sostenible y garantizar al consumidor el respeto de unos mínimos medioambientales y sociales.

Participa en una de nuestras campañas descargándote nuestra petición “Libre de aceite de palma no sostenible” o bien escribe tú mismo a las marcas, pídeles que cambien a CSPO, diles que seguirás comprando sus productos cuando hagan el cambio y di a tus familiares y amigos que hagan lo mismo.

Algunas preguntas que puedes hacer a las compañías
  • ¿Utilizan aceite de palma o sus derivados?
  • ¿Qué tipo de aceite de palma utilizan (no sostenible, sostenible certificado o CSPO, de Identidad Preservada, Segregado, de Balance de Masas o Greenpalm)? ¿En qué porcentaje?
  • ¿Pretenden abastecerse de aceite de palma segregado en algún momento?
  • Si es así, ¿qué les impide hacer el cambio antes?
  • ¿Qué empresa les abastece de aceite de palma?