¿Por qué es un problema?

 

El aceite de palma se ha asociado fundamentalmente a dos tipos de problemas: medioambientales y nutricionales.

Desde el punto de vista medioambiental, el aceite de palma en sí mismo no es el problema. El mayor problema es el modo en que se produce y manufactura.

El cultivo masivo e intensivo de la palma aceitera tiene efectos desastrosos sobre los ecosistemas, el cambio climático, las especies protegidas y las poblaciones locales.

 

Leer más

Efectos sobre los ecosistemas

 

Los bosques vírgenes de Malasia e Indonesia están siendo diezmados a una velocidad alarmante debido al gran aumento en la demanda de aceite de palma. En Borneo la superficie de bosque se ha reducido más de un 50% en los últimos años.

 

Leer más

Efectos sobre el cambio climático

La deforestación para cultivar aceite de palma contribuye significativamente al cambio climático por emisión de gases de efecto invernadero, debido al drenaje de los suelos ricos en carbono y la quema de rastrojos. Además, el uso de aceite de palma para producir biodiesel provoca una emisión de gases de efecto invernadero mayor que la gasolina.

 

Leer más

 

Efectos sobre la fauna

 

Borneo y Sumatra constituyen una de las regiones con más biodiversidad del planeta. Actualmente un tercio de las especies de mamíferos de Indonesia están considerados en peligro crítico como consecuencia del desarrollo insostenible de los cultivos que están sustituyendo sus hábitats. las 3 especies de orangután y los tigres y rinocerontes de Sumatra podrían extinguirse en la naturaleza en los próximos años.

 

Leer más

Efectos sobre las poblaciones locales

 

Los cultivos masivos y la deforestación traen a menudo consigo el desplazamiento de las comunidades indígenas, apropiación de tierras pertenecientes a comunidades autóctonas, violaciones de los derechos de los trabajadores y trabajo infantil.

 

Leer más

Efectos sobre la salud

 

Actualmente no se puede asegurar que el aceite de palma en sí mismo pueda ser poco saludable. Sin embargo, su uso en la industria alimentaria está relacionado con alimentos que, en general, deben ser consumidos con mucha moderación, debido a su composición nutricional o a la presencia de determinados ingredientes (grasas hidrogenadas, azúcares, determinados conservantes, etc.).

Recientemente la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) alertó sobre la presencia de sustancias de carácter genotóxico y carcinogénico en el aceite de palma, debido al proceso de refinamiento.

 

Leer más